Tratamientos

Masaje relax / Quiromasaje

Desde un punto de vista etimológico el término “quiromasaje” procede de la unión de la voz griega “χείρ, χειρός” o sea “quiros” manos, con la voz “amasar o apretar con suavidad”. Así que literalmente significa “masaje con las manos” o “masaje manual” y se usa para diferenciarlo de los masajes que emplean aparatos eléctricos o instrumentos mecánicos. Las técnicas de masaje se establecen y aplican en función del objetivo específico a conseguir. Se suele asociar a masaje relajante.

El masaje aumenta la circulación sanguínea y linfática ayudando a eliminar los productos de desecho que en ellos se encuentran, alivia el estrés emocional, ayuda a experimentar una sensación de calma y tranquilidad y ayuda a calentar los músculos. Al mejorar la circulación llega más oxígeno y nutrientes a las zonas necesitadas, disminuyendo las molestias musculares, reduciendo la inflamación. Unos músculos fatigados por un exceso de trabajo o ejercicio se alivian más rápidamente tras una sesión de masaje que mediante un descanso pasivo de la misma duración. En los tejidos alterados se contribuye a que no se desarrollen adherencias o una cicatrización excesiva. También con un masaje se estimula la serotonina y la dopamina, que son dos neurotransmisores relacionados con una bajada de ánimo. Se liberan endorfinas que actúan como analgésico.  El sistema inmunológico también se ve beneficiado, pues el estrés baja los niveles del mismo.

En la sesión de masaje relajante, se pueden aflorar emociones, por parte del usuario, de ansiedad, miedo, rabia, soledad, angustia… parte importante es también soltar esas emociones, pues soltándolas también se liberan cargas físicas en nuestro cuerpo que pudieran estar somatizadas.

Contacto